Fandom

Los Reinos Renacientes

Kurt Borja D'Agnillo

274páginas en
el wiki}}
Crear una página
Comentarios0 Compartir

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

Kurt Borja D'Agnillo (o Kurt Borgia, su nombre italianizado debido al parentesco de la familia Borja con la rama italiana de los Borgia) (Villa Borja, Borja, Reino de Aragón, en el año ¿? d.C.), Caballero de la Corona de Aragón, es un político y militar valenciano, y Maestre de la Orden de Montesa.

BiografíaEditar

Juventud en Cataluña y viaje por EuropaEditar

Nació en el seno de una noble familia en el año ¿? d.C.: los Borja. Su padre era Don Luzio, nacido en el pueblo aragonés que da nombre a la familia. Este era un un rico comerciante, influyente en la Corte Aragonesa, que se había pasado la vida ocupando distinguidos cargos burocráticos. Su madre era María D’Agnillo Ordelaffi, miembro de una familia de condotieros de la Romagna, dónde gozaban de una importante e influyente posición social, actuando varias veces como mecenas.
Tumblr luik1pbg1D1r0izvoo5 400.jpg

Kurt Borja D'Agnillo

Mas sus padres como todo aquel que goza de poder, tenían enemigos que no tardarían en asesinarlos. Fue así como el pequeño Borja, tercer y último hijo de la familia fue llevado a una escuela militar, en Tarragona (Cataluña), donde, como su padre había querido para él, se formó como militar y se adiestró firmemente en el dulce arte de la guerra. Aprendió a vivir luchando, y a convertir la guerra en su vida. Desde pequeño sus tutores arraigaron en su cerebro que si se ha de morir, la mejor forma es hacerlo en un campo de batalla, donde se obtiene la gloria e incluso la inmortalidad. Aquellos que le conocían en su juventud lo describían como un mozo orgulloso, diestro con la espada, pero tal vez demasiado arrogante o vanidoso. Era un zagal mujeriego y peleón, llegando a formar una banda de amigos, con la que decía controlar las calles tarraconenses en las que creció, razón por la que fue castigado más de una vez tras duros y salvajes enfrentamientos armados de garrotes y piedras contra bandas enemigas de la villa.

Así creció el Borja, que a los 17 años de edad dejó la academia militar para dedicarse a la vida civil en Tarragona, e implicarse en política. Recorrió la Europa conocida, desde Aragón hasta el norte de la costa francesa, recorrió todo el Imperio Alemán, donde incluso llegó a poner en práctica sus dotes como caballero, participando en algunas batallas en Viena, pues se alistó en un bando de Austria que parecía estar sumida en una guerra civil. Recorrió diversos estados independientes, la península itálica, donde tuvo que enfrentarse a algún juicio por una pelea tabernaria, durante su largo viaje que ocupó sobre un año de su vida, el Borja pasó duras calamidades y noches en el calabozo, se enfrentó a juicios y bandidos, aprendió a sobrevivir y a valerse por si mismo, casi se puede decir que terminó su educación militar, que le orientaba a ser un soldado almogávar, pero las calles extranjeras orientaron su educación militar más bien a aquel soldado que trabaja solo, que no necesita cubrir espaldas ni que se las cubran, que le gustan las misiones arriesgadas y con poca esperanza de éxito. Se convirtió así a la vuelta de su viaje en todo un hombre, experimentado en el arte de la espada, la cual había blandido ilegalmente en más de una ocasión, y además se había convertido en un hombre culto, ya que durante su estancia en Italia se interesó en cantidad por los libros relacionados con la política, la historia y la filosofía, y como no, siendo devoto creyente, a la religión Aristotélica.
Entradaq.jpg

Entrada a Villa Borja, lugar de nacimiento de Kurt

Sus fuertes ideales contra La Menestralia (algunos rumores hablan de que nada más salir de la Academia Militar, Kurt intentó ingresar en los Almogávares y fue rechazado por su ideología anti-menestral, y es que este ejército, los Almogávares, pronto se convertirían en el ejército político privado de La Menestralía, pero subvencionado por las arcas públicas) pronto le llevaron a adentrarse en el mundo de la política. Se incorporó a las filas de un partido condal opuesto a La Menestralía, y ocupó varios cargos administrativos a nivel local en Tarragona, así como el puesto de Embajador del Principado (cuando el gobierno no estuvo en manos de La Menestralía, sino del partido en el que militaba Kurt) en el extinto condado inglés de Somerset.

Tras una duradera etapa política en Cataluña, debido a la represión menestral y, según algunos, a un romance fallido del Borja, que estuvo a punto de tomar como esposa a una urgelina, el Borja se mudó al Reino de Aragón. Antes de ésto, durante su etapa en Cataluña, Kurt entró a formar parte de la Orden de Montesa, dirigida por aquel entonces por su hermano Nicolás Borja. Más tarde Kurt sería nombrado Comendador de Cataluña y, años después, tras la dimisión de Nicolás, se convirtió en Lugarteniente para luego ser ratificado como Maestre de la Orden.

Reino de AragónEditar

No tardó pues en mudarse a tierras aragonesas, de donde procedían sus ancestros, y alistarse en el ejercito, donde participó en numerosas campañas, siendo una de ella inolvidable para él, aquella que le
Nombramiento caballero.png

Nombramiento de Kurt Borja como Caballero de la Corona de Aragón

llevó a Jaca, a guardar la frontera del enemigo francés, dónde, en una de sus horas de descanso, pasóse por una taberna, y conoció a una hermosa tabernera con la que mantendría el mayor romance de su vida, de la que se enamoraría tanto como nunca pensó que pudiese enamorarse ningún hombre, pero de la que se separaría años más tarde.



Participó como soldado en diversas campañas, y se implicó en política, siendo juez en más de una legislatura, convirtiéndose en aficionado de las leyes. Sus grandes méritos militares y políticos le convirtieron en un muchacho influyente y respetado, e incluso siendo uno de los hombres de confianza de la Regente Aragonesa, Volvoreta de Valmont, siendo nombrado Caballero de Su Majestad por esta, en una solemne ceremonia en el Palacio Real.


Guerra de Caspe y exilio a FranciaEditar

Pasó incontables meses en el frente de Caspe, llegando a estar en el Alto Mando de los Ejércitos Reales Aragoneses, reconociéndole como buen estratega y soldado. Durante aquella campaña, junto con la catalana se le apodó "el mono con navaja" y "la licuadora de herejes" debido a que era el soldado que más bajas causaba cada batalla en las filas enemigas. Más la derrota aragonesa contra las fuerzas menestrales le hicieron unirse a una banda de Corsarios liderada por Alcaudon, que había sido Comandante de las tropas aragonesas en la victoria de Caspe y durante la campaña fracasada contra Cataluña. Éste, a sabiendas de la lealtad de Kurt a sus ideales, y de su gusto por la guerra, le ofreció un puesto en su banda de Corsarios. Juntos partieron al sur de Francia, donde causaron pánico y furor sobreviviendo de lo que asaltaban en los caminos. Se suponía que su fin era el de prepararse para adentrarse en el Principado de Cataluña y tener una última oportunidad de ganar la guerra, pero mientras estos estaban exiliados de Aragón, los Menestrales tuvieron tiempo de formalizar su poder en Aragón, estableciendo su régimen en el Reino, al igual que en tierras catalanas estaba hecho.



A su regreso de Francia, Kurt fue interceptado y reconocido como fugitivo y enemigo de La Menestralia en el camino entre Huesca y Zaragoza, cuando se disponía a coger un barco que lo llevara hasta el Reino de Valencia sin levantar sospechas de su paso por Aragón. Mas fue apaleado y recogido por un mercader que lo llevó de vuelta a Huesca, donde tuvo que guardar reposo durante algo más de mes y medio. Durante aquel periodo que incluyó las Navidades, el joven fue nombrado Maestre de la Orden de Montesa, a la que pertenecía desde que abandonó la escuela militar en Tarragona, siendo el Maestre de ella hasta entonces el mayor de sus hermanos, Nicolás. La Orden de Montesa reunía casi en su totalidad a todos los miembros de la familia Borja, como Carolum, Izuvioleta o la prometida de Kurt, Leonor. Y algunos que abandonaron la Orden tras un periodo de estancia en esta, como Yondaime, político aragonés, la, por entonces, Reina de Castilla, Ruth Elena de Trastámara, prima suya o Zebaz Campeador, alto noble aragonés, también primo suyo.

Reino de ValenciaEditar

Durante su exilio francés, su prometida, Leonor, se había instalado en Castellón, tal y como habían pactado ambos antes de que Kurt marchara a la guerra de Caspe. Así pues, tras el accidentado regreso de su exilio francés, el Borja se trasladó al Reino de Valencia, donde primero residió durante un mes en Játiva, de manera temporal, en el Palacete que la familia Borja tenía allí, y en el que vivía su hermano Nicolás de manera permanente desde que éste renunciara a su título nobiliario aragonés y marchara a Valencia.


Finalmente se instaló en Castellón, donde se introdujo en la política valenciana como Chambelan y Consejero del Reino durante dos legislaturas, dimitiendo a mediados de la segunda, para ser nombrado Primer Juez del Tribunal Real de Apelaciones de Valencia. Meses después fue nombrado embajador valenciano en los condados de Toulouse y el Languedoc.

En diciembre de 1459 la pequeña ciudad de Dénia sufrió una invasión pirata. Kurt se armó y tomó provisiones y partió de inmediato hacia el frente, donde combatió junto al resto de sus hermanos valencianos hasta expulsar a los piratas del ayuntamiento y las murallas dianenses. En el frente se vieron obligados a pasar las navidades de manera austera, alejados de sus familias, aunque en aquellas situaciones, los mismos soldados eran una gran familia. Cuando la guerra terminó, el Borja regresó a Castellón. Alternaba sus días entre su residencia en Castellón y el castillo montesino, en la Orden se estaba planeando una importante misión. En ésta, los montesinos viajarían hasta Lydda, en Tierra Santa, para recuperar con la bendición de Roma la lanza perdida de San Jorge, y rescatarla de las manos infieles para llevarla al castillo de Montesa y venerarla bajo la protección de sus escudos y sus almas. Finalmente, y antes de partir a Castilla a visitar la Corte de su hermano Carolum, recientemente investido como rey de Castilla y León, su relación con Leonor Casanova, su joven prometida jacetana, acabó, consumida por la distancia de la pareja, cada iba acrecentando con el tiempo.

El 16 de mayo de 1460 hizo pública su dimisión como Primer Juez del Tribunal Real de Valencia, tras un comunicado emitido por las Cortes valencianas en el que se declaraba nula la sentencia emitida por el Tribunal sobre el caso Valerius-Mafis, por el que, el entonces Gobernador del reino, Valerius Jones, había sido declarado culpable de abuso de poder. Tras su dimisión sucedieron la del resto de Jueces del Tribunal.

Orden de MontesaEditar

Según los datos oficiales, el miércoles 22 de julio de 1457, Kurt Borja D'Agnillo pasó a formar parte de la Orden de Montesa. Fue nombrado Comendador de Cataluña y, tras su mudanza al reino de Aragón, ocupó el cargo de Comendador de Aragón. Durante el periodo de maestrazgo de Nicolás, Kurt se convirtió en la mano derecha del Maestre en la Orden, demostrando su aptitud para con la misma. Tras la dimisión de Nicolás Borja (23 de diciembre de 1458) como Maestre de Montesa, la cual abandonaba para hacerse cargo de la Guardia Episcopal Hispánica, Kurt quedó como Lugarteniente de la Orden, encargado de regir ésta mientras no hubiera un Maestre. El 26 de diciembre de 1458, Kurt fue ratificado por el Capítulo General de la Orden, a propuesta de Nicolás, y con todos los votos a favor.

Los archivos oficia
ESCUDO-ORDEN-DE-MONTESA1.jpg

Escudo de la Orden de Montesa

les de la Orden, que se hallan en la biblioteca del castillo de Montesa, relatan así el mandato de Kurt:

"El principio de su mandato fue duro, ya que al final del de Nicolás la Orden había perdido bastantes miembros, y había entrado en una leve recesión e inactividad. Cuando tomó el mando Kurt lo primero que hizo fue realizar una gran campaña de reclutamiento sin gran éxito. Poco a poco la Orden fue creciendo y acogiendo a más miembros, sin llegar a ' alcanzar las grandes cifras del pasado, más una cantidad de miembros que la colocaba en el primer lugar de las Ordenes militares de la Península Ibérica. Kurt asumió la comandancia de las distinas Encomiendas mientras se buscaban candidatos para ellas. Luego las asignó a cada uno de los miembros mejores preparados de cada territorio. La gran noticia para la Orden llegó el doce de octubre de 1458: tras cuatro años de proceso, la Orden había sido aceptada en la Congregación de los Santos Ejércitos de Roma, convirtiéndose en la primera Orden hispánica en entrar en la Congregación. Al segundo día del año siguiente fue firmado el Tratado de Montroy, que regulaba las relaciones entre las instituciones pertenecientes a la Congregación de los Santos Ejércitos: hasta el momento, la Orden de Montesa y la Guardia Episcopal. El 9 de enero del mismo año, Don Kurt reunió a todos los montesinos en la Sala Capitular para dar una importante noticia: la Orden de Montesa iba a desplazarse a Tierra Santa, en busca de la Lanza de San Jorge de Lydda, una reliquia perdida cuya búsqueda aceptó y apoyó Roma. El Maestre Kurt Borja y el recien nombrado Prior Mayor Eduardo d'Hókseme encabezaron la expedición."

CuriosidadesEditar

- Como casi todo noble, es aficionado a la caza de montería y a la cetrería. La familia Borja realiza a menudo expediciones de caza en los alrededores de Villa Borja.

- Kurt es también aficionado al Soule. Este deporte, que comenzó a practicar durante su estancia en Tarragona, le llegó a gustar tanto que ha competido en tres equipos locales: Tarragona, los Caballeros de Huesca, y Calatayud. También fue miembro de los Linces Ibéricos, la selección nacional de los Reinos Hispánicos, que participa en torneos a nivel internacional.

- Durante su estancia en Aragón, fue testigo del robo de la espada de Caedes. Un robo organizado contra el que Kurt se enfrentó en un fallido intento de evitar el robo de la espada. Desconoce la autoría del robo.

- Se relaciona a Kurt el siguiento escrito en una fachada italiana, relacionado con su estancia en Milán: "Conozco a la mayoría de las milanesas de manera más íntima de lo que imagináis, y la mayoría de ellas aún no pueden sentarse". Nunca se ha llegado a verificar si realmente pertenece a él este grabado, ya que él nunca lo ha confirmado ni desmentido.

Spotlights de otros wikis

Wiki al azar